martes, 14 de julio de 2009

Etapas del duelo

El duelo, el proceso de duelo puede dividirse en tres etapas:


1) Rechazo de los hechos ocurridos: la persona reconoce, claro esta, lo que ocurrio, pero vive y se comporta como si no hubiese ocurrido. Entonces, por ejemplo, se habla como si viviera la persona que ya no esta, o si se trata de la perdida del nivel de ingresos economicos, no se toman las medidas adecuadas para adaptarse a la nueva situacion.
Esta etapa puede producir un estancamiento en el proceso de elaborar el duelo en el cual la persona suele utilizar una serie de mecanismos defensivos para evitar el dolor de la perdida:


Racionalizacion: se privilegia la dimension racional, las explicaciones y justificaciones para evitar que emergan los sentimientos y emociones.
Aislamiento: se tiende a estar solo y no generar vinculos con los demas. Es que vincularse lleva al contacto con las necesidades vinculares perdidas que no se terminaron de asumir.
Regresion: Se vuelve a una manera de comportarse antigua en donde “lo perdido aun estaba”
Somatizacion: la tension es absorbida por el organismo evitandose sentimientos dolorosos.
Identificacion masiva: se trata de “ser como el difunto”, en donde la persona no vive su historia o proyecto existencial, sino el de la otra persona.
Sustitucion: se trata de ubicar a otra persona en el lugar de lo perdido para mitigar el dolor.

2) Nostalgia: En el proceso de asumir lo perdido, se produce, justo antes de realizarse, la intensificacion de los recuerdos y emociones en relacion a lo perdido. La persona perdida o, en general, lo perdido es intensamente anhelado. Esta intensificacion, por pensarse que será eterna, produce muchas veces, el efecto de que la persona prefiera estancarse en la etapa anterior. Cuando esto se produce, ocurre una paradoja: en vez de vivirse este momento de intesificacion de las emociones que dura poco tiempo, la persona prefiere refugiarse en sus mecanismos defensivos que “eternizan el dolor y sufrimiento vivido”.


3) Despedida: Cuando esta nostalgia es “soportada” en toda su intensidad, permite que la persona pueda “dejar ir” “desligarse” de los recuerdos, las situaciones, el lugar que el ocupaba para con lo perdido y las funciones que “lo perdido” cumplian para la persona en cuestion. Se trata de un trabajo gradual y que se hace recuerdo por recuerdo, situacion por situacion, funcion por funcion. Se trata de un proceso de aceptacion, no como idea mental, sino como “despedida” gradual realizada en cada detalle o recuerdo de la vida cotidiana. Este proceso puede tener un tiempo de duracion variable, sin embargo, ya desde el inicio de la vivencia de la perdida se puede determinar si la persona esta trasnsitando el proceso adecuadamente o no; Sin embargo, a los dos años, si se trata de la perdida de alguien o algo muy importante para la persona, el proceso tiene trazado sus lineas principales de evolucion, sea positiva o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario