martes, 14 de julio de 2009

¿Cómo vivir una separacion y no morir en el intento?

Cuando se buscan culpables, cuando se realizan reproches se vuelve dificil aceptar los acontecimientos ocurridos. Quien intenta determinar culpas, o se queda “varado” en las quejas, tiene la ilusion de poder hacer algo, permaneciendo el mismo inmodificado. La solucion esta en relacion a que ambos se entreguen al dolor, a la tristeza. Despues, de pronto, cada cual se encuentra desligado del otro. En relacion a esto es importante resaltar que la colera suele sustituir el dolor y la tristeza.
Cuando dos personas no pueden separarse, lo que suele estar ocurriendo es que se evita tomar lo que fue recibido en la relacion (lo cual se traduce en un desprecio por el otro y/o la relacion en si) impidiendose asi reconocer el importante lugar que ocupo (y ocupa) la pareja en cuestion; por otro lado, puede que no se estén asumiendo las responsabilidades de lo acontecido. Una forma de evitar tomar lo que fue recibido en la relacion es cuando la pareja o uno de los integrantes de la misma decidio abortar un embarazo…si este hecho no es elaborado adecuadamente puede generar la ruptura de la relacion con la paradojica situacion de no poder terminar de separarse.
Cuando los integrantes de la familia tanto del hombre como de la mujer se inmiscuyen en la relacion de pareja, suele tener efectos perjudiciales en la relacion amorosa.
Cuando una pareja con hijos prioriza su funcion “paternal” sobre la relacion sentimental que hay entre ellos, produce efectos nocivos no solo sobre los hijos sino tambien sobre la relacion. Sin embargo, una separacion realizada a la ligeral, sin compromiso o sin asumir responsabilidades habitualmente trae efectos negativos sobre los hijos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario