miércoles, 15 de julio de 2009

El amor en la familia

Asi como en todo circuito electrico, la corriente circula con determinadas pautas fisicas, el amor en la familia, para que circule debe darse bajo ciertas “pautas psicologicas”, cierto orden, el cual no es producto de la mente de ninguno de los integrantes, sino que es un orden que viene dado por la naturaleza humana. Estas pautas funcionan como un timon al impulso amoroso, como los caminos adecuados para que ese amor no se convierta en sufrimiento.
Cuando alguno de las “pautas psicologicas” no son respetadas surgen problemas especificos.


Las pautas son:
· La pertenencia: todo integrante de la familia, todo, pertenece y este hecho es percibido sobre todo por el hijo como un gesto de amor por el cual puede estar dispuesto a sacrificar su vida. Cuando alguien es excluido de la familia, desvalorizado, esto genera graves descompensaciones. Ejemplos de familiares excluidos: familiares suicidado, hijos no reconocidos, etc. Cuando esto sucede, facilmente uno de los integrantes se identifica con el excluido, reproduce el destino ajeno o paga expiando culpas de otros.
· Equilibrio entre dar y tomar: sin embargo, en la relacion padres e hijos no es posible lograr este equilibrio…los hijos no pueden dar a los padres. El hijo solo puede devolver esto a su hijo. Muchas veces alguien se niega a tomar porque eso le permite sentirse superior. Pueden producirse maneras inapropiadas de compensacion: que alguien renuncie a su felicidad por otro, pagar culpas ajenas, el sacrificio.
· Normas y reglas: todo grupo humano las posee. Quien incurre en falta con ellas, se convierte en un “infiel”.
· Jerarquia: los que vinieron antes, estan arriba en la jerarquia, los que vinieron despues, debajo…aunque la prioridad la tienen los pequeños. Los que vinieron antes dan y los que vinieron despues toman. El hecho fundamental de este proceso es poder aceptar y tomar (activamente) del padre y de la madre. Un riesgo habitual en este sentido es que un hijo piense que le da y enseña a alguno de sus padres; o que el hijo quede en el medio de los problemas vinculares de los padres, lo cual le imposibilita tomar de ellos. Tomar significa, tomar los recursos y modelos que ellos tienen para darnos a la hora de ser hombres o mujeres…luego vendrá nuestra diferenciacion o sintesis personal. Cuando este acto de tomar no ocurre, el hijo vive intentando diferenciarse de los padres, pero no se da cuenta que en el mismo intento de no ser como ellos, en verdad lo es. Solo tomando de los padres, luego es posible desprenderse de ellos.

La conciencia, como instrumento fundamental de autoconservacion y adaptacion, nos va indicando a traves del sentimiento de culpa que estas “pautas psicologicas” se cumplan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario